Google y los requerimientos de los teléfonos Android para el 2020

La compañía que controla la inmensa mayoría de los móviles Android, por medio de un documento que incluye variadas disposiciones, términos y condiciones que van dirigidas a minimizar los efectos de la fragmentación, así como la unificación de gestos de navegación, desconectar y colocar límites en cuanto a la moda de los teléfonos para juegos.

Este documento indica que la ventana de certificación para móviles con Android 9 Pie vencerá el próximo 31 de enero de 2020 lo que se traduce que para el mes de febrero 2020 los teléfonos que deseen contar con los servicios de Google van a requerir Android 10.

Medidas de Google para prevenir la fragmentación

Cuando se habla de fragmentación se refiere a los distintos niveles de seguridad debido a la cantidad de dispositivos usando variadas versiones de Android, como es de suponerse Google toma toda las precauciones para no verse disminuida su capacidad de procesamiento.

Es por ello que la compañía se ha dedicado a poner en marcha un conjunto de medidas de seguridad que pueda actuar como el cerrajero al proteger tu hogar, a fin de disminuir la fragmentación.

El primer proyecto en esta vía se conoce como Treble, que hizo posible que los proveedores de chips pudieran contar con una interfaz separada del núcleo central de Android por medio de la articulación del sistema operativo. Esto facilita la actualización de partes significativas de Android sin que necesariamente los proveedores actualicen el código de implementación, además de aumentar la seguridad del núcleo.

El Project Mainline, que fuera anunciado en mayo, al igual que el anterior mejora la seguridad obviando a los proveedores de chips, sólo que Mainline lo hace obviando a quienes fabrican los dispositivos, permite la actualización de componentes principales por parte del usuario a través de Google Play.

El tercer proyecto dirigido a desarrolladores y se trata de las Actualizaciones Dinámicas del Sistema, estas incluidas en Android 10 admiten probar las versiones nuevas sin eliminar los datos ni desbloquear el gestor de inicio. Son versiones muy básicas de Android y de fácil instalación además de desaparecer al reiniciar.

La manera de saber si su dispositivo viene con Android 10 será muy sencilla, Google solicitará a los fabricantes la actualización del logo que aparece en la pantalla de arranque junto al mensaje Powered by Android con una tipografía más amigable y en un verde más actual.

Instalación de aplicaciones predeterminadas

El documento también se exige cuales aplicaciones deben estar preinstaladas en los equipos con Android 10. En la lista estarían incluidas Google Search, Google Play Store, Google Chrome, Gmail, Google Drive, Google Maps, Google Photos, Google Duo, Google Play Movies, Youtube y Youtube Music. Del mismo modo, tendrán la capacidad de conectarse al coche compatible con Android Auto sin tener que instalar app alguna.

Adicionalmente, los fabricantes estarán obligados a incorporar la aplicación Bienestar digital u otra alternativa que pueda llevar registro de hábitos del usuario. Esta aplicación fue lanzada en 2018 y ha ido sumando funciones, como la contabilización del tiempo que se está en algunas páginas o el modo Focus, que da la posibilidad de bloquear temporalmente algunas aplicaciones.

Si el fabricante opta por poner en práctica una solución propia, debe proveer al usuario de estadísticas mínimas como total de veces que se enciende la pantalla, cantidad de veces que se desbloquea el móvil y notificaciones recibidas. Además deben ofrecer de manera detallada los datos por aplicación, día, hora y el histórico de uso de al menos una semana.